martes, 17 de junio de 2008

El Niño Unidimensional


Herbert Marcuse, quien fuera integrante de la Escuela de Frankfurt, señalaba en El hombre unidimensional que éste era consecuencia, entre otras cosas, de la institucionaliza–ción de un lenguaje técnico acrítico y antidialéctico.

Una muestra de esa operacionalización del lenguaje está dada por las abreviaturas o siglas (como ONU, OTAN, etc.), las cuales, según el autor alemán, además de bombardearse mayormente desde los grandes medios de comunicación, son artificios de la razón y denotan lo institucionalizado.

Días atrás me topé con mi cuaderno de Arte de 5° grado. Allí nos daban una consigna que debíamos completar con una frase y un dibujo: "¿Qué es para vos el arte?". No sé si ya en esos años mozos estaría comenzando a internalizar el mundo unidimensional, impuesto por una sociedad que cierra el universo del discurso, pero creo que como humorada tomé a la palabra "arte" como abreviatura. La cuestión es que, para mi tranquilidad actual, luego de las siglas acudió como tromba el surrealismo para, aunque sea, darle un matiz crítico a la respuesta. Porque el surrealismo no sólo supera a la realidad, sino que a veces incluso ésta busca imitar a aquel: "El arte para mi es: Asociación Rural Tenebrosa Elemental".

Lejos de ser una profecía, porque el A.R.T.E. en nuestra historia siempre se refirió a lo mismo, comparto esta impresión que, creo, sigue vigente (y encima en el dibujo aparecen cuatro artistas enlazados en una mesa rural...).

6 comentarios:

Paz Tyche dijo...

Oh..la mesa del mal!!! yo no los voté!
que intuicion el nenelucpierrot para darse cuenta lo que hace la era de la reproductibilidad técnica con el arte con minúsculas...

TomK@t dijo...

Q maestro Luc! Cuánta capacidad a tan temprana edá!

Yo pensé q era "Asociación de Rumanos Timberos y Equinos".

Casi casi eh...

Qué te importa. dijo...

Me hicho acordar el puema perloghiano sobre las siglas en los rebolucionarios partidos izquierdistas setentosos. Grande el escaneo del dibujo.
Saludos,
Mauro.

baruyera dijo...

che, me encantó

si iu tumorrou

Luc Pierrot dijo...

Qué bien,desde Benjamin (qué vino),hasta el Che, pasando por los burreros y timberos de Rumania (seguro que de Transilvania) y don Perlongher. Qué de buenísimos varietales.
Salutes.

Anónimo dijo...

muy grosso lucre, abrazo!