lunes, 9 de junio de 2008

Naïf (1) / "Les colombes"

Naïf fue una banda que musicó durante el tumultuoso año 2001, y con un año de duración alcanzó una considerable producción, aunque sin registro sonoro de la misma. Esta historización capitulada pretende ser un rescate escrito del trajinar de una banda de inculto. Integrada su primera formación sin batería por Leandro Agilda (bajo), Federico Grüner (guitarra eléctrica y accesorios), Agustín Valero (teclado, piano, melódica y guitarra eléctrica) y quien suscribe (voz y guitarra de doce cuerdas), los ensayos comenzaron tan racionalmente ingenuos como lo indicaba su nombre, en la casa del bajista del estudiantil barrio de Colegiales.


Una noche del verano de 2001, en San Telmo, Agus y Lean (anteriores compañeros de banda en Ojos de Perro Azul) le dijeron a Luc de armar una banda "para hacer temas onda Pearl Jam" sin covers, ya con el OK de Fede. Y así comenzó y devino el camino de romper la cáscara adolescente a través de la música y, en un mismo nivel, de las letras. El eclecticismo fue la característica principal de Naïf. Sus influencias no se limitaron a la banda grunge de Seattle, sino que por la pretensión pseudointelectualista-de-postal de sus integrantes también percutieron en las composiciones: Radiohead, el noise, Eduardo Mateo, los beatniks, Led Zeppelin, el surrealismo, Sonic Youth, el deconstructivismo, Chico Buarque, la música aleatoria de Varese, el minimalismo, Goran Bregovic y el peronismo. Claro que difícilmente haya alcanzado una síntesis de todo lo antedicho. Es más, todo quedó en una hipótesis sin demostración ni mostración, ya que no sólo no hubo grabaciones (salvo algún ensayo perdido o los audios póstumos), sino que tampoco hubo más que un recital en vivo junto a Doris, que quedará para otra entrega.


El primer tema de la banda fue "Un día peronista", con letra, música, dibujos y coda de Lean y Luc. Pero en esta primera entrega reproducimos la letra de "Les colombes" o "Las palomas", ya que nombra -pero oh, paradoja nominal, a la vez lo niega- al recientemente fa-re(tucumano)-si-do Yves Saint-Laurent (por la traducción de su apellido a un glorioso equipo de fútbol), así que acá va a modo de anti-homenaje. La música vio la luz primero, compuesta por Lean, acompañado de su computadora. Tenía un ritmo balcánico unza-unza con una orquestación digna de -valga el autobombo- "Construção" o "Meu caro amigo", pero que por falta de instrumentos y, seguramente de pericia, nunca llegó a ejecutarse. La letra vino después, y a sugerencia del autor debía ser en francés (tal vez haya sido una incipiente muestra de imperialismo francófono que finalmente no prosperó), por lo que Luc se encargó de escribir una en franceñol, en la que las palomas y el infeliz que narra son protagonistas. También son de la partida el cantante Nicolas Legrand, famoso por aparecer en un libro de textos, y una amiga del narrador, que lo traiciona con el célebre músico. Los arreglos del tema manifestaban los estados de ánimo de la primera persona: tensión cuando se enfrenta a las ratas aladas, tristeza cuando su amiga lo deja de pava y mate en su casa. En la última estrofa, el narrador parece ver consumada su venganza con una metáfora colombicida.

Les colombes

Nicolas Legrand c'est un chanteur
Il habite dans la Rue Pasteur
Il aime la vie et les colombes
Que fortuné!!

Je voudrais son elegant chapeau
Il est rouge avec un peu de bleu
Je crois qu'il est de Saint Laurent
(Mais pas d'Yves)

Valerie Dupont est mon amie
Nous dançons le tango tous les nuits
mais elle ne peut pas alleé aujord'hui
c'est le destin

Elle préfere aller au festival
Ou chanterá Nicolas Legrand
Je me resterai trés seul chez moi
Une dinde et un mate

Les Colombes volent sûr mon être
elles rient et chient sûr ma tête
Je suis decouvert sans le chapeau
Que malheurueux!!

Hier nuit je suis allé au restaurant
J'ai mangé colombe á la moutard
En eccoutant Nicolas Legrand
Merçi Garçon!!

6 comentarios:

Qué te importa. dijo...

No sé francés, pero tampoco sé peronismo: por lo cual, no me queda más que decir que, se veía venir, Naif, un pretérito ejemplo más del nacandopismo bonapartista y pendular en el rock argentino -no nacional, no-. Naif, una condición de producción -o, llegado el Kant(o), de posibilidad- de Peters Capusottos y sus videos. Y fans, simpatizantes y adeptos.
Saludos.
Mauro.
Pd. Muchas visualizaciones de perfil, eh.

TomK@t dijo...

Eselente relato, recuerdo q me lo contaste.

El resto, posteame la letra en cayetano!

Luc Pierrot dijo...

Bué, saber... Como dijera Merlot Ponty, que era Maurice, ya hay conocimiento en la mesmita percepción. Y las "visualizaciones de perfil", no sé, pero tal vez hubieran indicado popularidad en Egipto, y con un toque de Nasser llegábamos al nacandopismo alegado. A ver si me visualizan de frente!
A pedido va la traducción, que pierde mucho, así que perciban nomás.

Las palomas

Nicolas Legrand es un cantante
Vive en la calle Pasteur
Ama la vida y las palomas
Qué suertudo!!

Quiero su sombrero elegante
Es rojo con un poco de azul
Creo que él es de San Lorenzo
(Pero no de Yves)

Valerie Dupont es mi amiga
Bailamos el tango todas las noches
Pero ella no puede ir hoy
Es el destino

Ella prefiere ir al recital
Donde cantará Nicolas Legrand
Yo me quedaré muy solo en casa
Una pava y un mate

Las Palomas vuelan sobre mi ser
Ellas ríen y cagan sobre mi cabeza
Yo estoy descubierto sin el sombrero
Qué desafortunado!!

Ayer a la noche fui al restaurant
Comí paloma a la mostaza
Escuchando Nicolas Legrand
Gracias, mozo!!

TomK@t dijo...

Ahora sí, esto es otra cosa.

El francés no está dentro de mis disponibilidades corporales.

Abrazo

Anónimo dijo...

Muy buen relato. Asi que cuervo el Nicolas eh! Se espera con ancias la segunda parte y en especial la canción peronista. Y las influencias comunistas de Naïf?

Mirta Legrand, la tía de Nicolas.

DeciBel dijo...

Jaja, no había leído esto. ¿Sos el mismo que tocaba folklore en la fiesta de inauguración de la casa de Ro? La verdad que mientras hacías esas canciones yo ya escuchaba``Jeremy spoken...´´, pero no imaginé que tu talento llegaría a algo como Naif... Ja. Igual seguro suena mejor leerlo que escucharlo. ¿Sonic Youth y peronismo? Puede ser, puede ser, mmmm... El 2001 fue realmente un año surrealista.

au revoir, luc